top of page

Cómo Navegar las Fiestas Cuando tu Ser Querido se está Recuperando de un Trastorno Alimentario

Publicación de blog escrita por,

Carolina Gaviria, LMHC, NCC, CEDS-S

Yaneth Beltrán, RD/LDN, CEDS-S

Ara Mascarenas, M.S


La temporada de fin de año es una época especial para celebrar con familiares y amigos. Sin embargo, esta época también puede estar rodeada de momentos desafiantes para quienes están en el proceso de recuperación de un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). En general, sentimientos de preocupación, malestar y depresión se incrementan durante este tiempo, ya que numerosas festividades se centran en el consumo de alimentos, la toma de fotografías y conversaciones acerca de cambios recientes en tu vida. De igual manera, las redes sociales, conversaciones relacionadas con la cultura de dieta y el énfasis en la pérdida de peso toman parte de las reuniones de fin de año y podrían generar sentimientos de vergüenza y ansiedad relacionados con la apariencia (Chami, et al., 2019).


Como sabemos, el estrés y la ansiedad tienen un impacto notable en diversos tipos de trastornos de la conducta alimentaria. Estudios han sugerido que el estrés puede ser un factor precipitante en la causa y el mantenimiento de los trastornos alimentarios. Además, cuando las hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina, están elevadas, estas pueden afectar el apetito y los comportamientos relacionados con la alimentación (Kennedy, et al., 2022). Mantener el equilibrio con relación a la alimentación se convierte en un desafío para todos durante la temporada de fin de año.


A continuación, encontraras algunas estrategias útiles para ayudar en el proceso de recuperación del trastorno de la conducta alimentaria durante esta temporada:


1. Tener conversaciones honestas: Es importante hablar antes de las celebraciones sobre cómo los sentimientos afectan los hábitos alimentarios e identificar posibles desencadenantes del estrés y las señales de alerta. Ten conversaciones frecuentes con tu ser querido sobre los desafíos, sentimientos y retos actuales.


2. Entender los desencadenantes: Identificar juntos los desencadenantes que contribuyen a los síntomas del trastorno de la conducta alimentaria y explorar como sobrellevar la situación de una mejor forma. Una vez identificados, se pueden utilizar estrategias y mecanismos de afrontamiento más saludables.


3. Validar la experiencia: La validación puede brindar mucho alivio a una persona que está pasando por retos relacionados con la alimentación, el peso o la imagen corporal. No es necesario comprender sus emociones ni estar de acuerdo con tu ser querido para validarlas. Puedes decir algo como: "Tu bienestar es la máxima prioridad y te apoyo para que tomes decisiones que se alineen con tus objetivos de recuperación. Está bien priorizar tus necesidades.”


4. Planificar con anticipación: Ayuda a tu ser querido a identificar posibles desafíos y a pensar en formas de afrontarlos. Anímalos a buscar el apoyo de su equipo de tratamiento. Puedes ofrecer estrategias sobre cómo abordar temas de conversaciones o comentarios sobre la cultura de la dieta, cómo manejar la ansiedad en torno a la comida y a estar con ciertos miembros de la familia.

5. Educar a los invitados: Puedes pedirle a tus familiares y amigos que eviten temas relacionados con la cultura de la dieta, el peso, las calorías, los ingredientes, hablar de la comida como “saludable o no saludable”, y la apariencia física. Anima a los miembros de la familia a concentrarse en el espíritu de las fiestas y a mantener conversaciones divertidas y tranquilas. Recuérdales evitar hacer preguntas acerca de la talla y hacer comentarios sobre cambios de peso ya que pueden tener un impacto negativo.


6. Tomar descansos: es válido encontrar actividades que te ayuden a remover de situaciones que puedan incrementar sentimientos de stress o ansiedad en una forma abrupta. Por ejemplo, si la conversación se torna alrededor de calorías, peso, metas para el nuevo año, etc. podrías salir a un área donde tengas la oportunidad de estabilizar tus emociones. Algunas ideas son, hacer una llamada, usar ejercicios de respiración o escuchar música.


7. Practicar Mindfulness: Permanecer en el aquí y él ahora te da la oportunidad de desarrollar un diálogo compasivo contigo mismo, lo cual es esencial para afrontar los sentimientos de una manera más efectiva. Esta conciencia y regulación emocional sirven como herramientas que te empoderan para recuperar el control, fomentar el amor propio y adoptar una relación equilibrada con la comida, tu cuerpo y tu propio bienestar.


8. Exteriorizar al trastorno: Apoyar a alguien en el proceso de recuperación de un TCA puede ser frustrante. Exteriorizar el trastorno alimentario es una estrategia que se usa para separar los comportamientos negativos del trastorno de la persona como tal. De esta forma, las personas se perciben de forma separada a su problema. Por lo tanto, es útil pensar que estás hablando con el trastorno alimentario, no con tu hijo o amigo. Esto ayudara a disminuir la culpa y empoderarlos.


9. Se paciente: Los trastornos de la conducta alimentaria son complejos y acarrean muchos sentimientos antes, durante y después de las comidas. Recuperarse de un TCA puede ser un proceso desafiante y abrumador para todas las personas involucradas en el proceso. Recuerda que el proceso toma tiempo y ten paciencia contigo mismo. El progreso puede variar cada día.


10. Mostrar compasión: Al igual que la validación, la compasión ayuda a las personas a sentirse mejor y a desarrollar resiliencia emocional. En lugar de insistir en los errores, reveses o arrepentimientos del pasado, puedes centrarte en los puntos fuertes y ayudarles a recuperarse de las dificultades y afrontar los desafíos con una mentalidad compasiva.


Durante las fiestas se enfrentan desafíos únicos, pero con un enfoque proactivo y consciente de la importancia de la alimentación y su conexión con los sentimientos, al igual que con el apoyo adecuado de amigos, familiares y un equipo de tratamiento especializado es posible celebrar las festividades sin comprometer la salud y el bienestar emocional.

En Home For Balance, entendemos los desafíos de la recuperación de los TCA, especialmente durante la temporada navideña. Nuestro dedicado equipo de terapeutas está comprometido a ayudarte a navegar las fiestas para que puedas estar completamente presente durante esta temporada. Algunos de nuestros terapeutas pueden brindar servicios en diferentes estados del país además de Florida y en diferentes idiomas además del inglés, incluidos español, ucraniano y ruso. También se encuentran disponibles sesiones en línea. Para obtener más información, contáctenos hoy mismo a info@homeforbalance.com o al 561.600.1424 para una consulta telefónica GRATUITA de 30 minutos.


References:


Chami, R., Monteleone, A. M., Treasure, J., & Monteleone, P. (2019). Stress hormones and

eating disorders. Molecular and Cellular Endocrinology, 497,

110349. https://doi.org/10.1016/j.mce.2018.12.009


Kennedy, H., Dinkler, L., Kennedy, M. A., Bulik, C. M., & Jordan, J. (2022). How genetic análisis may contribute to the understanding of avoidant/restrictive food intake disorder

(ARFID). Journal of Eating Disorders, 10(1). https://doi.org/10.1186/s40337-022-00578-x



Comments


bottom of page